Find a Physician

Related Documents

Diseases and Conditions

Health Information

Appendectomy

¿Qué es una apendicectomía?

Una apendicectomía es una cirugía para extraer el apéndice cuando se infecta. Esta afección se llama apendicitis. La apendicectomía es una cirugía de emergencia común.

El apéndice es un saco delgado que está conectado con el intestino grueso. Se encuentra en la esquina inferior derecha de su abdomen. Si usted tiene apendicitis, se le debe quitar su apéndice de inmediato. Si no se trata, su apéndice puede estallar. Esa es una situación de emergencia.

Existen dos tipos de cirugía para extraer el apéndice. El método estándar es una apendicectomía abierta. Un método más nuevo y menos invasivo es la apendicectomía laparoscópica.

  • Apendicectomía abierta. Se hace un corte (incisión) de unas dos a cuatro pulgadas (5 a 10 cm) de largo en el ángulo inferior derecho de su abdomen. Se extrae el apéndice a través de la incisión.
  • Apendicectomía laparoscópica. Este método es menos invasivo. Eso significa que se hace sin una incisión grande. En cambio, se hacen entre uno y tres cortes diminutos. Se inserta un tubo delgado y largo llamado laparoscopio en una de las incisiones. Tiene una cámara de video diminuta e instrumentos quirúrgicos. El cirujano observa un monitor de televisión para ver el interior de su abdomen y guiar los instrumentos. El apéndice se extrae a través de una de las incisiones.

Durante una cirugía laparoscópica, es posible que su proveedor decida que es necesaria una apendicectomía abierta.

Si su apéndice estalló y se extendió la infección, es posible que usted necesite una apendicectomía abierta.

Una apendicectomía laparoscópica puede causar menos dolor y cicatrización que una abierta. La cicatriz difícilmente sea visible una vez que sane independientemente del tipo de cirugía.

Ambas operaciones tienen un riesgo bajo de complicaciones. Una apendicectomía laparoscópica requiere una hospitalización más corta, menos tiempo de recuperación y tiene menores probabilidades de infección.

Recientemente algunos estudios han sugerido que el solo uso de antibióticos intravenosos podría curar la apendicitis sin la necesidad de cirugía. Estos resultados todavía generan controversias y la apendicectomía sigue siendo el tratamiento de referencia.

¿Por qué podría necesitar una apendicectomía?

Es posible que necesite una apendicectomía para extraer su apéndice si presenta síntomas de apendicitis.

Esta afección es una situación de emergencia. Se presenta cuando su apéndice duele, se hincha y se infecta.

Si usted tiene apendicitis, existe un riesgo serio de que su apéndice pueda estallar o romperse. Esto puede pasar tan rápidamente como entre las 48 y 72 horas después de presentar síntomas. Puede causar una infección grave en su abdomen, que pone en riesgo la vida y que se conoce como peritonitis.

Si tiene síntomas de apendicitis, obtenga atención médica en seguida.

¿Cuáles son los riesgos de una apendicectomía?

Las siguientes son algunas posibles complicaciones de una apendicectomía:

  • Sangrado
  • Infección de la herida
  • Infección y enrojecimiento e hinchazón (inflamación) del abdomen (si el apéndice estalla durante la cirugía, es decir, si se presenta peritonitis)
  • Bloqueo de los intestinos
  • Lesión a los órganos cercanos

Es posible que usted tenga otros riesgos individuales. Recuerde hablar con su proveedor de atención médica sobre cualquier preocupación que tenga antes de la cirugía.

¿Cómo me preparo para una apendicectomía?

  • Su proveedor de atención médica le explicará la cirugía. Consulte todas las dudas que pueda tener.
  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento para dar su permiso para la realización de la cirugía. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.
  • Su proveedor le hará preguntas sobre sus antecedentes de salud. También le hará un examen físico. Es para asegurarse de que su estado de salud sea bueno antes de hacerle la cirugía. También es posible que necesite hacerse análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.
  • No debe comer ni beber nada en las ocho horas anteriores al procedimiento. Esto generalmente significa dejar de comer y beber a partir de medianoche.
  • Asegúrese de que su proveedor tenga una lista de todos los medicamentos (recetados y de venta libre) y todas las hierbas, vitaminas y suplementos que usted está tomando.
  • Es posible que le den un medicamento para ayudarle a relajarse (sedante) antes de la cirugía.

Diga a su proveedor de atención médica si usted:

  • Está embarazada o cree que puede estarlo.
  • Es alérgico o sensible al látex, a medicamentos, cinta o medicamentos de anestesia (local y general).
  • Tiene antecedentes de trastornos de sangrado (hemorrágicos) o si está tomando medicamentos diluyentes de la sangre (anticoagulantes), aspirina u otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre. Quizá deba dejar de tomarlos antes de la cirugía.

Es posible que su proveedor de atención médica le dé otras instrucciones según su afección.

¿Qué sucede durante una apendicectomía?

En la mayoría de los casos, una apendicectomía es una cirugía de emergencia y requerirá una hospitalización. Le harán una apendicectomía abierta o laparoscópica. Dependerá de su afección y de la forma de trabajo de su proveedor de atención médica.

Una apendicectomía se hace después de darle medicamentos que le hacen dormir profundamente (anestesia general).

En general, la apendicectomía sigue este proceso:

  • Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que podrían interferir con la cirugía.
  • Se le pedirá que se quite su ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.
  • Se le insertará una vía intravenosa (IV) en su brazo o mano.
  • Se lo colocará boca arriba en la mesa de operaciones.
  • Si tiene mucho vello en el lugar de la cirugía, es posible que se recorte.
  • Se hará bajar un tubo por su garganta para ayudarle a respirar. El anestesiólogo revisará su frecuencia cardíaca, su presión arterial, su respiración y su nivel de oxígeno durante la cirugía.

Apendicectomía abierta

  • Se hará un corte o incisión en la esquina inferior derecha de su abdomen.
  • Sus músculos abdominales se separarán y se abrirá la zona abdominal.
  • Su apéndice se cerrará con puntos y se extraerá.
  • Si su apéndice estalló o se rompió, se lavará su abdomen con agua salada (solución salina).
  • El revestimiento de su abdomen y sus músculos abdominales se cerrarán con puntos. Es posible que le coloquen un tubo pequeño en la incisión para que salgan líquidos.

Apendicectomía laparoscópica

  • Se hará una incisión diminuta para el tubo (laparoscopio). Es posible que se hagan más cortes para que se puedan usar otros instrumentos durante la cirugía.
  • Se usará gas de dióxido de carbono para hinchar su abdomen para que se puedan ver con facilidad su apéndice y otros órganos.
  • Se introducirá el laparoscopio y se buscará su apéndice.
  • Su apéndice se cerrará con puntos y se extraerá a través de la incisión.
  • Cuando se termine de hacer la cirugía, se retirarán el laparoscopio y los instrumentos. El gas de dióxido de carbono se dejará salir por las incisiones. Es posible que le coloquen un tubo pequeño en el corte para que salgan líquidos.

Finalización del procedimiento (ambos métodos)

  • Su apéndice e enviará a un laboratorio para que lo analicen.
  • Cerrarán sus cortes con puntos o con grapas quirúrgicas.
  • Se aplicará una venda o un vendaje estéril para cubrir las heridas.

¿Qué sucede después de una apendicectomía?

En el hospital

Después de la cirugía, le llevarán a una sala de recuperación. Su equipo de atención médica vigilará sus signos vitales, como su frecuencia cardíaca y su respiración. Su recuperación dependerá del tipo de cirugía que se haya hecho y del tipo de anestesia que se haya administrado. Una vez que su presión arterial, pulso y respiración estén estables y que usted esté despierto y alerta, le llevarán a su habitación en el hospital.

Una apendicectomía laparoscópica se puede realizar de manera ambulatoria. En ese caso, es posible que le den el alta para volver a su casa desde la sala de recuperación.

Recibirá medicamentos calmantes según sea necesario. Puede ser que reciba la receta o puede ser que se los dé una enfermera. O tal vez se la administre usted mismo por medio de un dispositivo conectado a su vía intravenosa (IV).

Es posible que tenga un tubo plástico delgado insertado por su nariz hasta dentro de su estómago para permitir la salida de los líquidos del abdomen y el aire que usted tragó. Ese tubo se extraerá cuando sus intestinos estén funcionando normalmente. Usted no podrá comer ni beber hasta que le quiten el tubo.

Le pedirán que se levante de la cama a las pocas horas de la cirugía laparoscópica o al día siguiente después de una operación abierta.

Es posible que le permitan tomar líquidos unas horas después de la cirugía. Probablemente podrá ir incorporando lentamente alimentos más sólidos.

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica. Esto será alrededor de dos a tres semanas después de la cirugía.

En su hogar

Una vez que esté de vuelta en su casa, debe mantener la incisión limpia y seca. Su médico le dará instrucciones sobre cómo bañarse. Si se usaron puntos o grapas quirúrgicas, se quitarán durante una visita de control en el consultorio. Si se usaron cintas adhesivas, se deben mantener secas. Se suelen caer solas en unos pocos días.

La incisión y sus músculos abdominales pueden doler, especialmente después de períodos largos de estar de pie. Tome un calmante siguiendo las instrucciones de su proveedor. La aspirina u otros calmantes pueden aumentar su riesgo de sangrado. Tome únicamente los medicamentos que haya aprobado su proveedor.

Si le hicieron una laparoscopia, es posible que sienta dolor debido a la presencia de gas de dióxido de carbono que todavía está en su abdomen. Ese dolor puede durar algunos días. Debe ir aliviándose con el paso de los días.

Probablemente su proveedor querrá que usted camine y se mueva un poco. Sin embargo, evite las actividades cansadoras. Su proveedor le dirá cuándo puede volver a trabajar y retomar sus actividades normales.

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si presenta algo de lo siguiente:

  • Fiebre o escalofríos
  • Enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la zona de la incisión
  • Aumento del dolor alrededor del lugar de la incisión
  • Vómitos
  • Falta de apetito o incapacidad de comer o beber
  • Tos constante, dificultades para respirar o falta de aire
  • Hinchazón, cólicos o dolor abdominal
  • Falta de evacuación de los intestinos por dos días o más
  • Diarrea acuosa por más de tres días

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento y quién lo hará.
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.