Barium Swallow

¿Qué es una esofagografía con bario?

Una esofagografía con bario es un estudio de diagnóstico por imágenes (imagenológico) que usa rayos X para observar su tracto gastrointestinal (GI) superior. Su tracto GI superior incluye la parte de atrás de su boca y garganta (faringe) y su esófago.

Es posible que le hagan solamente una esofagografía con bario (o prueba con trago de bario).Sin embargo, este procedimiento también se puede hacer como parte de una serie del tracto gastrointestinal superior. Esta serie de  imágenes incluye su esófago, su estómago y la primera parte del intestino delgado (duodeno).

Las radiografías usan una cantidad pequeña de radiación para crear imágenes de sus huesos y órganos internos. Se usan con más frecuencia para detectar problemas en los huesos o las articulaciones, o para examinar el corazón y los pulmones. Una esofagografía con bario es un tipo de radiografía.

Es frecuente que se use una fluoroscopia durante una  prueba con trago de bario. Este estudio es una especie de “película” de radiografías

y también se usa bario. Esta es una sustancia que permite que determinada zona del cuerpo se vea con más claridad en una radiografía. El radiólogo podrá ver así el tamaño y la forma de la faringe y del esófago. También podrá ver cómo usted traga (deglución).Estos detalles probablemente no se verían en una radiografía común. El bario se usa únicamente para estudios imagenológicos del tracto GI.

¿Por qué podría necesitar una esofagografía con bario?

Este estudio se puede hacer para buscar y diagnosticar problemas en la faringe y en el esófago. Es posible que usted necesite hacerse una esofagografía con bario si su proveedor de atención médica cree que usted tiene:

  • Cáncer en la cabeza, el cuello, la faringe o el esófago.
  • Hernia de hiato: Significa que su estómago se movió hacia arriba, ya sea dentro de o al costado del esófago.
  • Problemas estructurales como sacos (divertículos), zonas estrechadas (estenosis) o crecimientos (pólipos).
  • Venas agrandadas (várices esofágicas).
  • Trastornos musculares, como dificultades para tragar (disfagia) o espasmos.
  • Acalasia: Es una afección por la que el músculo del esfínter esofágico inferior no se relaja para permitir que la comida entre al estómago.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés) y úlceras.

Es posible que su proveedor tenga otras razones para recomendar una esofagografía con bario.

¿Cuáles son los riesgos de una esofagografía con bario?

Es posible que desee preguntarle a su proveedor de atención médica sobre la cantidad de radiación que se utiliza durante la prueba. Pregunte también sobre sus riesgos personales.

Considere anotar todas las radiografías que le toman, incluso las gammagrafías anteriores y las radiografías que se haya tomado por otras razones de salud. Muestre esa lista a su proveedor. Los riesgos de exposición a la radiación pueden estar relacionados con la cantidad de radiografías y tratamientos radiográficos que usted se haga en el transcurso del tiempo.

Avísele a su proveedor si:

  • Está embarazada o piensa que pueda estarlo. La exposición a la radiación durante el embarazo puede provocar defectos de nacimiento.
  • Es alérgico o sensible a los medicamentos, las tinturas de contraste, la anestesia local, el yodo o el látex.

Puede que usted tenga estreñimiento o heces impactadas (intestino bloqueado por exceso de heces) después de la prueba si no se llega a eliminar todo el bario de su cuerpo.

Usted no debe realizarse una prueba con trago de bario si tiene:

  • Un desgarro o agujero en su esófago o en sus intestinos (perforación).
  • Un bloqueo intestinal o estreñimiento grave.
  • Problemas graves para tragar. Esto hace más probable que el bario entre por accidente en sus pulmones (aspiración).

Tampoco debe hacerse esta prueba si está embarazada.

Es posible que existan otros riesgos según su afección específica. Recuerde hablar con su proveedor sobre cualquier preocupación que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una esofagografía con bario?

  • Su proveedor de atención médica le explicará el procedimiento. Hágale todas las preguntas que tenga sobre el procedimiento.
  • Quizás le pidan que firme un formulario de consentimiento para autorizar a que se realice el procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.
  • Tendrá que dejar de comer y beber alrededor de ocho horas antes de la prueba. Generalmente esto es a partir de medianoche.
  • Informe a su proveedor si está o cree que puede estar embarazada.
  • También avísele si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, al látex, a la cinta adhesiva o a medicamentos anestésicos (locales y generales).
  • Dígale todos los medicamentos que está tomando. Esto incluye los medicamentos recetados, de venta libre y los suplementos de hierbas. Quizá tenga que dejar de tomarlos antes de la prueba.
  • Avise a su proveedor de atención médica si hace poco tiempo se hizo un estudio con trago de bario o del tracto GI superior. Esto puede dificultar obtener buenas radiografías de la zona del tracto GI inferior.
  • Siga todas las otras instrucciones que le dé su proveedor para prepararse.

¿Qué sucede durante una esofagografía con bario?

Es posible que le hagan este estudio en forma ambulatoria o durante su internación en un hospital. El modo en que se hace la prueba puede variar según su afección y la forma de trabajo de su proveedor de atención médica.

Por lo general, una prueba con trago de bario sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, las joyas u otros objetos que puedan dificultar el estudio.
  2. Es posible que le pidan que se quite la ropa. En ese caso, le darán una bata para ponerse.
  3. Se acostará en una mesa de rayos X que puede moverlo desde una posición horizontal a una vertical. También es posible que le pidan que cambie de posiciones durante la prueba. Por ejemplo, es posible que necesite acostarse de lado, boca arriba o boca abajo.
  4. Es posible que el radiólogo tome primero radiografías de su pecho y abdomen.
  5. Este profesional le pedirá que tome un trago de una bebida espesa de bario que parece tiza. Generalmente el bario está saborizado, pero es posible que no tenga un buen sabor.
  6. A medida que usted trague el bario, el radiólogo tomará imágenes individuales, una serie de radiografías o hará una fluoroscopia para observar el bario mientras baja por su boca y garganta.
  7. Es posible que le pidan que contenga la respiración en determinados momentos durante la prueba.
  8. Le darán una bebida de bario menos espesa para tragar. El radiólogo usará radiografías o una fluoroscopia para observar cómo el bario baja por su esófago. También es posible que le pidan tragar una tableta de bario. Se trata de un comprimido pequeño que puede ayudar a ver ciertos problemas del esófago.
  9. Una vez que el radiólogo haya tomado todas las radiografías, le ayudarán a levantarse de la mesa.

¿Qué sucede después de una esofagografía con bario?

Puede volver a su dieta y actividades normales después de una prueba con trago de bario, a menos que su proveedor de atención médica le indique otra cosa.

El bario puede causar estreñimiento o heces impactadas después del procedimiento si no se elimina en su totalidad de su cuerpo. Tal vez le indiquen que beba muchos líquidos y que coma alimentos con un contenido alto de fibra para ayudar a que el resto del bario salga de su cuerpo. Puede que también le den un laxante para ayudarle con eso.

Sus heces pueden ser blancas o de un color más claro que el habitual hasta que elimine el bario de su cuerpo.

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si se presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dificultad con los movimientos intestinales o imposibilidad de eliminar heces o gases
  • Dolor o hinchazón abdominal
  • Heces más pequeñas de lo normal
  • Fiebre

Tal vez su proveedor de atención médica le dé otras instrucciones según su situación.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Qué resultados esperar y qué significan.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.
  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.
  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.
  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • A quién llamar después de la prueba o el procedimiento si tiene preguntas o problemas.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.