Feb 02, 2021 9:00 AM


Están surgiendo diferentes formas de variantes de COVID-19. Aunque suene alarmante, los virus a menudo cambian por mutación. Mientras los científicos trabajan para conocer más sobre estas cepas o variantes, y cómo pueden afectar a los Estados Unidos, Stephen Goldstein, investigador asociado postdoctoral en el departamento de genética humana de la Universidad de Utah, compartió información sobre lo que se sabe actualmente.

Cómo surgen las variantes de los virus

Todos los virus mutan

Cada vez que un virus se replica, ocurren nuevos errores (mutaciones) en su material genético. Esto es normal, y así es como surgen las variantes. Por lo general, los cambios no tienen ningún impacto o son perjudiciales para el virus. Pero de vez en cuando, hay cambios que le dan una ventaja al virus. Esto es lo que ha sucedido con las variantes más preocupantes del SARS-CoV-2. Estas cepas se propagan más fácilmente.

Tipos de cepas de COVID-19

Existen varios tipos de variantes del SARS-CoV-2, pero dos han recibido la mayor atención: las cepas de Gran Bretaña y Sudáfrica. Ambas tienen mutaciones diferentes y no están relacionadas entre sí. 

Cepa de Sudáfrica

  • Surgió por primera vez en octubre de 2020.
  • Se propaga más fácil y rápidamente que otras variantes.
  • No hay evidencia en este momento de que cause una enfermedad más grave o aumente el riesgo de muerte.
  • La cepa también se ha identificado en Zambia. Hasta ahora, no se ha encontrado en los EE. UU.
  • Actualmente, los estudios están probando si las vacunas COVID-19 actuales funcionan igual de bien contra esta variante.
  • Los estudios iniciales muestran que la vacuna Moderna COVID-19 puede ser menos eficaz contra la cepa de Sudáfrica; pero, aún así, debería proteger eficazmente contra COVID-19 debido a este virus.
    • Se espera que Pfizer publique sus propios datos pronto, pero los científicos esperan que la vacuna Pfizer funcione de la misma manera contra la cepa de Sudáfrica que la vacuna Moderna.

Cepa de Gran Bretaña

  • Surgió por primera vez en Gran Bretaña en septiembre de 2020; los brotes están creciendo rápidamente.
  • Tiene un número inusualmente grande de mutaciones.
  • La evidencia preliminar sugiere que las personas infectadas con esta variante tienen una carga viral más alta y que la variante se propaga más rápidamente.
  • La variante no parece causar una enfermedad más grave.
  • La evidencia sugiere que las vacunas contra COVID-19 funcionan igual de bien contra esta cepa.
  • Varios países, incluyendo EE. UU., han informado de casos de esta variante desde diciembre de 2020.

Cómo se descubren las variantes o cepas

Las variantes se descubren tomando un hisopo de un paciente infectado, extrayendo material genético del virus que está en la muestra, y usando equipos de secuenciación para leer el código genético. Así es como los laboratorios de pruebas en el Reino Unido encontraron la cepa COVID-19 de ese país. Goldstein describe el programa de secuenciación del genoma viral de Gran Bretaña como el mejor del mundo. Programas como este también monitorean la propagación de variantes dentro de la población.

Impacto potencial en los sistemas de salud

Cuando una cepa es más transmisible, como lo son las variantes del Reino Unido y Sudáfrica, podrían afectar a más personas al aumentar el número de casos de coronavirus y hospitalizaciones. Esto podría saturar los sistemas de atención médica y, en última instancia, afectar la calidad de la atención sanitaria.

Debido a esto, Goldstein dice que "un virus que es más contagioso, pero que no causa una enfermedad más grave, es peor que un virus que no es más contagioso sino más grave".

Cepas y vacunas de COVID-19

Los profesionales de la salud confían en que las vacunas serán eficaces contra las cepas actuales de COVID-19. Sin embargo, la eficacia de la vacuna podría disminuir a medida que surjan más variantes y se acumulen mutaciones adicionales con el paso del tiempo.

Cómo protegerse contra las variantes de COVID-19

La mejor manera de evitar infectarse con las nuevas variantes es practicar una intervención rigurosa. Esto significa continuar siguiendo los protocolos de seguridad de COVID-19, pero incrementando las medidas. Esto incluye el distanciamiento físico, el uso de una mascarilla, quedarse en casa cuando está enfermo, lavarse las manos con frecuencia, evitar los lugares públicos y evitar estar en espacios interiores con personas que no convivan en su hogar. Se anima, a quienes tengan la oportunidad de vacunarse, que lo hagan.

"Cuanto más hacemos para reducir la transmisión del COVID-19, con medidas de prevención, más tiempo nos da para vacunar a más personas. Esto ayudará a evitar que surjan nuevas cepas y sus posibles peligros”, concluye Goldstein.

 

coronavirus español

comments powered by Disqus