Jun 07, 2021 10:00 AM

Author: Kylene Metzger


El impacto de la enfermedad del Covid-19 entre los adultos mayores en Utah se ve muy diferente hoy que en el otoño y principios del invierno de 2020. El número de casos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19 ha disminuido drásticamente entre los adultos mayores de 70 años desde febrero de 2021 tras el despliegue de las vacunas COVID-19. Más del 80% de los adultos mayores han sido vacunados en Utah.

El doctor Mark Supiano, jefe de la División de Geriatría de University of Utah Health, y la doctora Emily Spivak, profesora asociada de medicina en la División de Enfermedades Infecciosas de U of U Health, responden preguntas sobre la información actual de las vacunas COVID-19 y los adultos mayores.

¿Cuáles son las tendencias actuales en Utah entre los adultos mayores?

Supiano: En enero de 2021, las hospitalizaciones de los adultos de 85 años o más no eran muy elevadas, pero la tasa de mortalidad era dramáticamente muy alta. Sin embargo, con el despliegue de las vacunas contra el COVID-19 a partir de finales de enero, se produjo un descenso de las tasas de mortalidad en este grupo.

El otro dato que es paralelo es la tasa de infección y muerte por la enfermedad del Covid-19 en los centros de atención a largo plazo y las residencias de ancianos. Las tasas de casos que eran una epidemia el año pasado por estas fechas han básicamente desaparecido gracias a las tasas de vacunación de casi el 100% de los residentes y el personal de las residencias de ancianos.

Esto ha demostrado que las vacunas contra el COVID-19 funcionan, manteniendo a las personas fuera del hospital y evitando que los adultos mayores mueran a causa del virus.

¿Por qué se ha producido un aumento de los casos de COVID-19 y de las hospitalizaciones entre los adultos menores de 50 años?

Spivak: La mayoría de las personas que están siendo hospitalizadas a causa del COVID-19 no están vacunadas. Si se observan los datos estatales, desde finales de marzo se ha mantenido una tasa de infección por COVID-19 estable. Esto significa que hay un nivel estable de transmisión del virus en la comunidad. Si bien hemos logrado avances significativos que han ayudado a disminuir las hospitalizaciones y muertes por por esta enfermedad Covid-19, mientras la transmisión comunitaria siga ocurriendo, seguiremos viendo hospitalizaciones y muertes por el virus.

Por eso es importante que los jóvenes se vacunen. Vacunarse ayudará a proteger a otras personas que tal vez no puedan vacunarse o no tengan una respuesta fuerte a la vacuna porque están inmunodeprimidas. Esta enfermedad no sólo mata a la gente, sino que puede causar algunos efectos secundarios terribles y debilitantes a largo plazo. Esto es una de las razones para proteger su salud a largo plazo, incluso si usted no está en riesgo de una enfermedad grave y muerte por COVID-19.

¿Cuáles son algunos de los síntomas de salud a largo plazo que experimentan las personas infectadas por COVID-19?

Supiano:  La población más joven son los que más sufren de síntomas persistentes de COVID-19 después de una infección, incluso si no fueron hospitalizados. En el caso de los adultos mayores, hay una coincidencia significativa con los síntomas cognitivos, también conocidos como niebla cerebral. 

Uno de los síntomas más comunes entre adultos mayores contagiados es la alteración del estado mental, también conocida como delirio. Es muy preocupante que las personas que presentan delirio sigan teniendo problemas de memoria y otros síntomas cognitivos durante meses -si no más- después de sobrevivir una infección por COVID-19.

Spivak: Los adultos más jóvenes también pueden tener síntomas similares a la niebla cerebral o la dificultad para pensar con claridad. Otros síntomas son las infecciones de las vías respiratorias bajas, como la tos crónica, la fatiga debilitante, la dificultad para dormir, los dolores corporales, los dolores articulares, la artritis y los dolores de cabeza. Estos síntomas también pueden durar muchos meses.

¿Qué pueden hacer ahora los adultos mayores vacunados de forma segura que no podían hacer antes?

Supiano: El beneficio de la vacunación es extremadamente liberador. Ahora puede abrazar y visitar a sus nietos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han publicado directrices sobre lo que puede empezar a hacer una vez que este completamente vacunado.  Ahora puede reunirse con sus amigos y familiares de forma segura. Animo a todas las familias a mantener conversaciones sobre las vacunas COVID-19 para que puedan volver a reunirse con seguridad.

¿Cómo han influido las variantes del virus COVID-19 en el recuento de casos en Utah?

Spivak: El Departamento de Salud de Utah está rastreando actualmente varias variantes del virus, entre ellas la del Reino Unido (RU), Sudáfrica, Brasil y dos de California. La variante del Reino Unido constituye el 40-50% de las cepas en Utah. Esta variante es más transmisible, infecciosa y contagiosa. Se han notificado algunos brotes en escuelas de Utah, que parecen estar impulsados por esta variante. Incluso en lugares donde se han impuesto medidas como el uso de mascarillas, clases más pequeñas y el distanciamiento físico, estas variantes están teniendo un impacto. Por eso es aún más importante llevar una mascarilla bien ajustada.

¿Qué se sabe sobre el impacto de las variantes del virus en las vacunas COVID-19?

Spivak: Las tres vacunas disponibles en EE.UU. parecen ser igual de eficaces para prevenir la enfermedad grave y la muerte. Las variantes sudafricana y brasileña se han detectado en EE.UU., pero son menos comunes.

¿Puede una persona infectarse con COVID-19 después de vacunarse?

Spivak: La posibilidad de infectarse con COVID-19 después de la vacunación no es cero. Si se observan los estudios de los ensayos clínicos, hay un 3-5% de posibilidades de reinfección. En los datos del mundo real que han salido de Israel y algunos datos en los EE.UU., parece ser aún más bajo. En Utah, la tasa de reinfección estimada para quienes están completamente vacunados (dos semanas después de la última dosis de la vacuna COVID-19) es inferior al 1%. Incluso si se reinfecta después de vacunarse, le ayudará a evitar que se ponga gravemente enfermo y sea hospitalizado.

¿Puede alcanzarse la inmunidad de grupo si continúa la reticencia a las vacunas?

Spivak: El concepto de inmunidad de rebaño consiste en que una gran mayoría de la población se vuelva inmune a la infección, de modo que el virus o la enfermedad ya no pueda propagarse de persona a persona, o que se produzca a niveles extremadamente bajos, de modo que ya no sea una amenaza para la salud pública. Todavía no se conoce el porcentaje de personas necesario para alcanzar la inmunidad de rebaño o para que la enfermedad del Covid-19 desaparezca.

Ahora tenemos más vacunas que personas dispuestas a recibirlas, por lo que es posible que estemos llegando a un punto en el que el COVID-19 no desaparezca. El objetivo es llegar a una forma menos grave. Tanto si la vacuna no ha llegado todavía a suficientes personas como si no hay suficientes personas dispuestas a vacunarse, siempre habrá un bajo nivel de transmisión. Eso significa que siempre tendremos una población susceptible que puede infectarse y sufrir resultados graves por ello. Con el paso del tiempo, es de esperar que se vacune un número suficiente de personas para que la COVID-19 se convierta en un virus respiratorio rutinario anual que mantenga a la gente en casa sin ir al colegio o al trabajo.

Otra razón por la que podemos tener problemas para alcanzar la inmunidad de rebaño es por el impacto global. He visto a personas de la India que han venido a Utah y han dado positivo. Estoy seguro de que los estadounidenses también se han contagiado en otros lugares. Hasta que no consigamos que la distribución de la vacuna se comparta globalmente y se controle en todo el mundo, siempre viviremos con posibles contagios.


Kylene Metzger

Public Affairs

coronavirus español

comments powered by Disqus