Dec 16, 2021 12:30 PM

Author: University of Utah Health Communications


Una "vacuna de refuerzo" no es algo exclusivo de COVID-19. De hecho, las vacunas de refuerzo son comunes para muchas de las vacunas que los médicos y funcionarios de salud recomiendan para todos. Las vacunas de refuerzo más comunes que la gente recibe son las vacunas anuales contra la gripe y las vacunas Tdap (tétanos, difteria y tos ferina) cada 10 años.

De forma similar a la razón de ser de las vacunas de refuerzo para esas enfermedades, las vacunas de refuerzo contra la COVID-19 pueden ayudar a su cuerpo a mantener un mayor nivel de inmunidad y protección contra las infecciones por COVID-19. Una infección de avance se produce cuando alguien que está totalmente vacunado contrae COVID-19 se infecta. Esa persona puede seguir enfermando -aunque la mayoría de las personas vacunadas tendrán síntomas más leves- y puede contagiar COVID-19 a otras personas.

¿Quién es elegible para las vacunas de refuerzo de COVID-19?

Las vacunas de refuerzo están autorizadas para cualquier persona de 12 años o más. Las personas elegibles pueden "mezclar y combinar" las vacunas, lo que significa que pueden elegir cualquiera de las tres vacunas COVID-19 autorizadas en los Estados Unidos para recibir como dosis de refuerzo.

Algunas personas también pueden recibir una segunda dosis de refuerzo de las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna COVID-19. Las personas de 50 años o más pueden recibir una segunda dosis de refuerzo al menos cuatro meses después de su primera dosis de refuerzo. Algunas personas inmunodeprimidas también pueden recibir su segunda dosis de refuerzo al menos cuatro meses después de su primera dosis de refuerzo. "Las nuevas pruebas sugieren que una segunda dosis de refuerzo de una vacuna contra el COVID-19 de ARNm mejora la protección contra el COVID-19 grave y no se asocia a nuevos problemas de seguridad", según la FDA.

La justificación de las dosis de refuerzo de COVID-19

El 25 de septiembre, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron el primer conjunto de directrices sobre quién puede recibir una dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19. Esto se produjo después de que los funcionarios de salud pública examinaran los datos de otros países en los que las personas recibieron una dosis de refuerzo varios meses después de su serie de vacunas primarias.

  • El estudio más extenso sobre las vacunas de refuerzo contra COVID-19 se realizó en Israel, donde el gobierno administró una dosis de refuerzo a casi todos los adultos. Los investigadores evaluaron a 1,1 millones de personas mayores de 60 años que recibieron un refuerzo. Al cabo de 12 días, esas personas tenían casi 20 veces menos probabilidades de dar positivo en la prueba de COVID-19 y de presentar síntomas graves que las personas que no recibieron la vacuna de refuerzo.
  • Los datos disponibles actualmente sugieren que la inmunidad contra el COVID-19 disminuye con el tiempo, y una vacuna de refuerzo puede ayudar a su cuerpo a mantenerse protegido durante más tiempo.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS: Vacuna COVID-19 de refuerzo

¿Qué pasa si no estoy en uno de los grupos recomendados pero quiero una vacuna de refuerzo contra la COVID-19?

Cualquier persona que no esté en los grupos recomendados para las vacunas de refuerzo debe hablar con su médico para discutir las opciones.

¿Es seguro recibir la vacuna de refuerzo contra la COVID-19 y la vacuna contra la gripe al mismo tiempo?

Tanto la vacuna de la gripe como la de refuerzo de COVID-19 están aprobadas por la FDA. No hay pruebas de que sea arriesgado recibir ambas vacunas juntas, así que si necesitas una vacuna contra la gripe y un refuerzo de COVID-19, puedes recibir ambas al mismo tiempo. 

¿Cuan importante es recibir una dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19?

Las directrices de los CDC dicen que todas las personas de 12 años o más deben recibir una. Esto es más fuerte que una simple recomendación. Es especialmente cierto debido a que las cepas del virus son más transmisibles y contagiosas. Además, los estudios preliminares muestran que un refuerzo proporciona una mejor protección contra el Omicron.

Si tengo síntomas de COVID de larga duración, ¿necesito una vacuna de refuerzo?

Hay algunas pruebas de que la protección inmunitaria que se desarrolla después de contraer una infección por COVID-19 puede no durar tanto como la inmunidad después de la vacunación completa. Recibir una vacuna de refuerzo, incluso si todavía tiene síntomas de "larga duración", puede ser útil. Puede consultar con su médico.

¿Es cierto que una persona tratada con anticuerpos monoclonales no debe recibir un refuerzo? 

Los tratamientos con anticuerpos monoclonales son efectivos para las personas que se encuentran dentro de los primeros 10 días de haberse infectado con COVID-19. Si fuiste tratado con esta terapia, debes esperar al menos 90 días antes de recibir una vacuna de refuerzo contra el COVID-19. De lo contrario, el tratamiento podría interferir con la vacuna e impedir que ésta cumpla su función de crear inmunidad en tu cuerpo frente a futuras infecciones por COVID-19.

¿Cómo puedo conseguir una vacuna de refuerzo?

La buena noticia es que es muy fácil conseguir una vacuna de refuerzo. Puedes pedir una cita en tu departamento de salud local o encontrar una farmacia cercana que tenga dosis disponibles visitando www.vaccines.gov. Muchas farmacias también aceptan visitas sin cita previa. No olvides llevar tu carnet de vacunación.

Puede encontrar más información sobre las vacunas de refuerzo de COVID-19 y los adultos mayores de nuestros médicos de U of U Health viendo un vídeo de nuestra transmisión en vivo por Facebook.

***

Esta información era correcta en el momento de su publicación. Debido a la naturaleza cambiante de la pandemia de COVID-19, alguna información puede haber cambiado desde la fecha de publicación original.

coronavirus español

comments powered by Disqus

For Patients

Find a doctor or location close to you so you can get the health care you need, when you need it