Jan 29, 2021 11:00 AM


El riesgo de infectarse con COVID-19 y sufrir una enfermedad grave aumenta con la edad. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los adultos mayores corren el mayor riesgo. Ahora, los adultos mayores en Utah pueden vacunarse (mayores de 70 años). University of Utah Health organizó un panel con dos de nuestros expertos en atención médica para responder preguntas comunes sobre la vacuna y lo que pueden esperar los adultos mayores.

Emily Spivak, MD, profesora asociada de la División de Enfermedades Infecciosas

Mark Supiano, MD, profesor y jefe de la División de Geriatría

¿Por qué deberían vacunarse los adultos mayores? ¿Deberían preocuparse si tienen algún problema de salud subyacente o son frágiles?

Supiano: Se sabe desde el comienzo de la pandemia que las personas mayores tienen un riesgo muy alto de sufrir resultados graves de COVID-19 e incluso la muerte. En Utah, los datos del último año muestran que el 70 por ciento de las muertes por COVID-19, más de 1,500 muertes, han ocurrido en personas  mayores con más de 65 años de edad. La edad es un factor de riesgo importante en los resultados del COVID-19. Por eso, es extremadamente importante que los adultos mayores se vacunen lo antes posible. Las personas que se encuentran en este grupo de edad, que tienen múltiples afecciones crónicas, que pueden ser frágiles de salud o que viven en un hogar de ancianos, necesitan la vacuna con mayor urgencia. Los datos que tenemos en este momento sugieren que las dos vacunas (Moderna y Pfizer / BioNTech) que están disponibles son extremadamente seguras y bien toleradas por las personas mayores.

¿Puede la vacuna enfermar a la gente?

Spivak: No pueden contraer COVID-19 de esta vacuna. Es más probable que las personas experimenten efectos secundarios después de recibir la segunda dosis de la vacuna. Los efectos secundarios se informan con mayor frecuencia entre las personas más jóvenes y generalmente ocurren de 12 a 24 horas después de la administración de la vacuna. Los efectos secundarios incluyen fiebre, fatiga, dolor de cabeza y dolores musculares. Esta reacción es la respuesta del sistema inmunológico de su cuerpo al virus y al desarrollo de su inmunidad. Tylenol o ibuprofeno pueden ayudar a aliviar estos síntomas. No hay otras infecciones o enfermedades que puedan contraer directamente de la vacuna. Escuchamos a la gente decir: "Me enfermé de la vacuna contra la gripe", pero en realidad esta reacción es más probable que sea exactamente el mismo fenómeno: es su sistema inmunológico el que está preparando una respuesta al virus y a la vacuna.

Supiano: Los datos sugieren que estos síntomas leves son menos frecuentes en los adultos mayores, pero aún más comunes después de la segunda dosis. Estos efectos secundarios son mínimos y de corta duración. Vale la pena recibir la vacuna en lugar de infectarse con COVID-19.

¿Debería preocuparse si uno tiene reacciones adversas a la vacuna?

Spivak: Once de cada millón de personas han experimentado reacciones alérgicas graves a la vacuna, lo cual es extremadamente raro. Estas son reacciones alérgicas como hinchazón, picazón y dificultad para respirar. Las reacciones alérgicas a las vacunas COVID-19 son muy poco comunes y tienden a ocurrir en personas que han tenido reacciones alérgicas previas a otros medicamentos o vacunas. En general, los efectos secundarios graves son poco frecuentes y la probabilidad de experimentar una reacción adversa a la vacuna es mucho menos común que la tasa de contraer COVID-19.

¿Cómo pueden las personas ayudar a los familiares o amigos que publican información en contra de las vacunas en las redes sociales?

Spivak: Animo a la gente a que no juzgue a nadie y les proporcione los datos científicos a sus familiares y amigos. El sitio web de los CDC sobre las vacunas COVID-19 es el mejor recurso para que los proveedores de atención médica y el público en general lo compartan con otros.

Supiano: Además del sitio web de los CDC, la Sociedad Estadounidense de Geriatría tiene una hoja de consejos diseñada específicamente para adultos mayores. Es importante brindar educación. Hay muchos mitos sobre el COVID-19 y las vacunas, debemos hacer nuestro mejor esfuerzo para compartir los hechos, la ciencia y los datos que se han publicado.

¿Pueden las personas con problemas de salud subyacentes, como la esclerosis múltiple (EM), recibir la vacuna ahora mismo?

Spivak: Sí, pueden recibir la vacuna. El CDC tiene una lista de ciertas afecciones médicas y las recomendaciones específicas para la vacunación. Muchas afecciones subyacentes son factores de riesgo para tener un caso grave de COVID-19 y peores resultados. Por lo tanto, se alienta a las personas con problemas de salud subyacentes a recibir la vacuna cuando esté disponible para ellos.

¿Cuánta inmunidad tendrá un adulto mayor después de la primera dosis de la vacuna?

Supiano: La protección del 95% contra el virus ocurre después de la segunda dosis. Los niveles de anticuerpos que se logran con ese 95% de efectividad se producirán entre 7 y 10 días después de la segunda dosis. Si bien el paciente estará protegido, aún se desconoce si pueden transmitir COVID-19 a quienes no están vacunados.

Spivak: De acuerdo con los datos actuales, la vacuna tiene aproximadamente un 50-55% de efectividad para prevenir el COVID-19 sintomático después de la primera dosis. La función de la segunda dosis es aumentar la inmunidad del paciente al virus. Yo advertiría a la gente, y les sugiero, que asuman que no tienen protección entre la primera y la segunda dosis. Se necesitan de 10 a 14 días después de la segunda dosis para que la vacuna tenga una eficacia del 95% para prevenir la infección sintomática. Dado que no sabemos si las vacunas COVID-19 previenen la infección asintomática, las personas deben tener cuidado después de la segunda dosis. Esto incluye el uso de una mascarilla y el distanciamiento físico hasta que podamos vacunar a toda la población.

Algunos Estados han informado que en los centros de atención de larga duración han tenido problemas para conseguir tener la vacuna disponible. ¿Es eso un problema en Utah?

Supiano: La razón por la que se informa esto es porque los centros de enfermería especializada tienen un personal de enfermería organizado, un director médico y una práctica estándar de administrar la vacuna a los residentes de los hogares especializados para mayores. Estas instalaciones reciben las vacunas de las farmacias que las entregan de forma programada. Aquellos en residencias con instalaciones de vida asistida, o que viven en apartamentos independientes, no tienen los beneficios de una programación estandarizada o una organización que los ayude a facilitar la vacunación. Estos grupos de personas se deben responsabilizar de programar sus propias citas para recibir la vacuna.

¿Funcionarán las vacunas actuales de COVID-19 contra las variantes?

Spivak: Eso aún se está estudiando, pero los datos preliminares sugieren que las vacunas actuales protegen específicamente contra la B-117 o la variante del Reino Unido. Por ahora, creemos que la vacuna protege contra cepas o variantes, pero existe la preocupación de que si no las administramos con la suficiente rapidez, es posible que se desarrollen otras cepas o variantes.

Algunas personas pueden estar preocupadas por recibir la vacuna debido a los efectos secundarios desconocidos a largo plazo. ¿Qué les diría a las personas que dudan?

Supiano: Nos gustaría tener más datos a largo plazo, pero los datos que tenemos sobre COVID-19 son tan escalofriantes que el beneficio de recibir la vacuna supera el riesgo de contraer COVID-19. Si usted es un adulto mayor y tiene la mala suerte de contraer COVID-19, su riesgo de muerte es extraordinariamente alto. Lo que es aún más convincente es que las personas que se han recuperado del virus están experimentando efectos secundarios devastadores a largo plazo.

¿Puede una persona dejar de usar una mascarilla después de haber sido vacunada?

Spivak: Aún no sabemos si una persona es 100% inmune al COVID-19 después de recibir dos dosis de la vacuna. Lo que sabemos es que dos dosis reducen en un 95% la probabilidad de desarrollar COVID-19 sintomático. No todos los pacientes que participaron en los ensayos de la vacuna se sometieron a pruebas sistemáticas de COVID-19, independientemente de los síntomas, para determinar si la vacuna reduce las posibilidades de infección asintomática. Por ahora, hasta que podamos conseguir que la vacuna se distribuya más ampliamente al público, no debería cambiar su comportamiento. Usar una mascarilla, distanciarse físicamente, lavarse las manos con frecuencia y quedarse en casa cuando está enfermo siguen siendo reglas importantes a seguir.

¿Pueden los educadores y los adultos mayores recibir la vacuna a través de U of U Health?

Spivak: Aparte de los empleados, U of U Health no proporciona actualmente la vacuna al público en general. El Departamento de Salud de Utah está vacunando a grupos de personas a través de los departamentos de salud locales de cada condado. Debe comunicarse con el departamento de salud local de su condado para obtener información sobre la distribución de vacunas.

coronavirus español espanol

comments powered by Disqus