Sep 27, 2022 9:00 AM


El embarazo tiene sus desafíos propios y únicos. Agregue una pandemia de Covid-19 y la situación se vuelve aún más complicada para las personas embarazadas y sus familias.

La doctora Erin Clark, MD, jefa de la División de Medicina Materno-Fetal de University of Utah Health, responde algunas preguntas sobre la enfermedad del Covid-19 y el embarazo.

¿Cómo ha cambiado la información sobre COVID-19 y el embarazo?

Conclusión: Ahora sabemos que el embarazo es un factor de riesgo importante para el COVID-19. Las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave o crítica. Y si tienen una enfermedad grave, tienen más probabilidades de sufrir complicaciones en el embarazo, como partos prematuros y cesáreas. Los datos de los CDC también sugieren que puede haber un mayor riesgo de muerte fetal intrauterina en las personas embarazadas que tienen COVID-19.

También sabemos que las vacunas COVID-19 son seguras durante el embarazo y la lactancia. Las vacunas son una herramienta fundamental para la protección de las madres y los bebés.

¿Qué más sabemos sobre las vacunas COVID-19 durante el embarazo y la lactancia?

Esto es lo que sabemos:

• La vacunación durante el embarazo reduce el riesgo de hospitalización, ingreso en la unidad de cuidados intensivos o muerte.

• La vacunación es segura durante cualquier trimestre del embarazo. Antes es mejor, ya que significa una protección más temprana para la madre y el bebé.

• La vacunación contra COVID-19 en cualquier momento del embarazo produce la transferencia de anticuerpos contra COVID-19 al feto.

• La vacunación contra COVID-19 durante la lactancia materna da lugar a la transferencia de anticuerpos contra COVID-19 a los bebés a través de la leche materna.

¿Por qué no se incluyó a las mujeres en los primeros ensayos clínicos de las vacunas COVID-19?

Existe mucha controversia sobre por qué no se incluyó a las mujeres embarazadas en los ensayos. Desde entonces, muchas personas han abogado para que se incluyan a las mujeres embarazadas para que los proveedores sepan cómo asesorarlas. Las mujeres embarazadas generalmente están excluidas de los ensayos clínicos iniciales porque las personas quieren proteger a las mujeres embarazadas, a sus fetos y a sus futuros hijos. Existe mucho debate sobre si ese es el enfoque correcto. 

Desde entonces, varios estudios que evalúan las vacunas COVID-19 en personas embarazadas han encontrado que las vacunas son tan seguras para las personas embarazadas y sus bebés como lo son para las personas no embarazadas. Los CDC, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos y la Sociedad de Medicina Materno-Fetal recomiendan la vacunación contra el COVID-19 para las personas embarazadas y en periodo de lactancia. 

¿Se pueden transmitir los anticuerpos del COVID-19 de la madre al bebé?

Los datos muestran que los anticuerpos contra el COVID-19 se transmiten al feto a través de la placenta de las madres que han sido vacunadas durante el embarazo o que se infectaron con el virus durante el mismo. Sin embargo, los bebés de las madres que se vacunaron durante el embarazo, tenían mayores niveles de anticuerpos contra el COVID-19. Los anticuerpos COVID-19 también se transmiten al bebé a través de la leche materna. Estos anticuerpos pueden ayudar a proteger a los recién nacidos de la infección por COVID-19. 

¿Los efectos secundarios de las vacunas COVID-19 afectan a las mujeres embarazadas de manera diferente?

Las personas embarazadas tienen los mismos efectos secundarios de la vacuna que las no embarazadas. También parecen tener los mismos beneficios de la vacunación. 

Sin embargo, las embarazadas infectadas con COVID-19 tienen el doble de probabilidades de ser ingresadas en el hospital y de necesitar cuidados intensivos en comparación con las no embarazadas infectadas con el virus, según los estudios. También tienen un mayor riesgo de muerte. La vacunación es una herramienta fundamental para disminuir estos riesgos. 

Si una madre estuvo enferma de Covid-19 antes del embarazo, ¿corre mayor riesgo de contraerlo de nuevo?

No se sabe si las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de reinfección de COVID-19. Lo que sí sabemos es que las personas embarazadas suelen ser más vulnerables a las infecciones víricas debido a los cambios en su sistema inmunitario durante el embarazo. 

La mejor protección contra la reinfección es la vacunación. Aunque todavía es posible infectarse después de la vacunación, las vacunas pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad grave, hospitalización y muerte. 

¿Cómo pueden las embarazadas que deciden no vacunarse protegerse de contraer COVID-19?

Se recomienda el uso riguroso de la mascarilla. También es importante llevar una mascarilla que se ajuste bien y ofrezca una buena protección, como una mascarilla quirúrgica multicapa, una KN95 o una N95. Si no dispone de estas mascarillas, cualquier mascarilla es mejor que nada. 

Además, siga practicando el distanciamiento físico y el lavado de manos frecuente. Todos estamos fatigados por esta pandemia, pero debemos recordar que la pandemia no ha terminado y que las personas embarazadas no vacunadas siguen estando en riesgo. 

¿Cuáles son algunos de los mitos sobre las vacunas Covid-19 y el embarazo?

No existe un "mal momento" para vacunarse. La vacunación es segura en todos los trimestres del embarazo. Cuanto antes mejor. 

Las vacunas COVID-19 no causan infertilidad ni problemas hormonales. No hay ningún dato, ni teórico ni observacional, de que la vacuna afecte a la fertilidad o a otras funciones reproductivas. 

Las vacunas COVID-19 no atraviesan la placenta. En cambio, el cuerpo produce anticuerpos en respuesta a la vacuna para ayudar a combatir la infección. Los anticuerpos COVID-19 protectores se transmiten al feto a través de la placenta. 

Las vacunas no causan COVID-19. Las personas suelen experimentar efectos secundarios después de recibir la vacuna COVID-19, pero esto es una señal normal de que el cuerpo de la persona está construyendo la protección. Estos efectos secundarios desaparecen en pocos días. 

¿Es diferente la atención prenatal durante la pandemia?

Los cuidados prenatales siguen teniendo el mismo aspecto y la misma sensación que los cuidados normales del embarazo. Dependiendo de dónde reciba la atención, las visitas virtuales pueden ser posibles. Las visitas virtuales de atención prenatal son seguras, eficaces y reducen el riesgo de exposición a COVID-19. Dado que cada embarazo es único, debe hablar con su médico o comadrona sobre si puede incluir con seguridad algunas visitas virtuales en su atención prenatal. Y, por supuesto, cuando acuda a las visitas prenatales en persona, debe llevar una buena mascarilla para protegerse a sí misma y a los demás. 

Cada centro de salud tiene diferentes políticas de visitas, pero con el tiempo hemos aprendido más sobre la exposición al COVID-19 y cómo reducir el riesgo. Reconocemos que un sistema de apoyo fuerte es importante para tener una buena experiencia de parto y nacimiento. La vacunación contra el COVID-19 se recomienda encarecidamente a todas las visitas, y el uso de mascarillas se aplica con mayor frecuencia en los hospitales y centros de salud. Estas herramientas han demostrado ser eficaces para limitar la propagación del virus. 

¿Cómo se puede presentar a un recién nacido de forma segura a los miembros de la familia que viven fuera del hogar?

No hay una respuesta única a esta pregunta. La gente tiene que decidir por sí misma lo que es correcto para ella y su familia. Algunas personas esperan a que la introducción se produzca más tarde, o lo hacen a través de Zoom, o a una distancia segura en el exterior. Otras personas hacen las introducciones en un entorno interior mientras están enmascaradas y fomentan la vacunación. 

¿Cómo ayudan los proveedores de servicios médicos a las embarazadas indecisas a tomar la decisión de vacunarse o no?

En la actualidad existen datos sólidos que respaldan los beneficios de la vacunación contra el COVID-19 durante el embarazo y la lactancia. Siempre tengo cuidado de señalar a las pacientes embarazadas que no están sopesando el riesgo de la vacunación frente a la ausencia de riesgo. Están sopesando el riesgo de la vacunación frente al riesgo de infección por COVID-19 durante el embarazo. 

Cuando hablo con las personas embarazadas y sus familias sobre la vacunación, así es como lo enfoco: 

  • Hablo de lo que sabemos y lo que no sabemos. Enfatizo que los datos disponibles sugieren que los riesgos de la vacunación son mucho menores que los riesgos conocidos de COVID-19 en el embarazo. 
  • Señalo que todos traemos un "equipaje" diferente a la conversación. Admito mi parcialidad como trabajador de la salud que atiende a los pacientes más enfermos con COVID-19. También reconocemos sus experiencias y posibles sesgos. 
  • Al final de la conversación, me aseguro de que sientan mi entusiasmo por protegerlas a través de la vacunación. Es una de las cosas que puedo hacer como su médico para aumentar las posibilidades de un embarazo saludable y un bebé saludable. 
  • Finalmente, aseguro a mis pacientes y sus familias que apoyaremos su decisión, vacunar o no vacunar, y seguiremos cuidándolos de manera excelente sin importar lo que decidan hacer. 

***

Esta información estaba correcta en el momento de su publicación. Debido a la naturaleza cambiante de la pandemia de COVID-19, alguna información puede haber cambiado desde la fecha de publicación original.

coronavirus español espanol vacuna embarazo covid-19

comments powered by Disqus

For Patients

Find a doctor or location close to you so you can get the health care you need, when you need it