Sep 09, 2022 12:00 PM

Author: Huntsman Mental Health Institute


El suicidio ha sido la segunda causa de muerte para los jóvenes de 10 a 24 años desde 2014, y en Utah es la principal causa de muerte para los niños de 10 a 17 años. Perder a un hijo por suicidio es la peor pesadilla de cualquier padre. La mejor prevención es la comunicación: descubrir a tiempo que algo va mal y conseguir la ayuda que su hijo necesita.

"Desgraciadamente, que los niños tengan pensamientos suicidas o sepan del suicidio es más común de lo que se piensa," dice la doctora Kristin Francis, psiquiatra de niños y adolescentes del Instituto de Salud Mental Huntsman. "Hemos visto a niños de tan solo seis o siete años que informan de pensamientos suicidas."

Por qué es importante hablar de salud mental y suicidio

Aunque Francis reconoce que la expresión de pensamientos suicidas es más frecuente en niños de 10 años en adelante, subraya la importancia de que los padres estén preparados para hablar con sus hijos sobre los trastornos de salud mental desde una temprana edad. "Dado que aproximadamente la mitad de los trastornos de salud mental de toda la vida comienzan a mediados de la adolescencia, los padres deben tener un plan para hablar con sus hijos sobre el suicidio tan pronto como sea apropiado." 

"Si no hay necesidad de hablar de acontecimientos trágicos con su hijo, entonces no es necesario que lo aborde con ellos," dice Francis. "Si hacen preguntas, o si sabe que sus hijos pequeños van a oír hablar de un suceso trágico, entonces definitivamente tiene que hablar con ellos -incluso si son menores de ocho años."

Hablar del suicidio puede ser difícil, pero esencial

Hablar del suicidio con su hijo es importante por muchas razones, pero la más importante es que ayuda a disipar la información errónea. Hablar sobre el suicidio no es poner ideas en la cabeza de alguien o causar el suicidio. Más bien, ayuda a crear un entorno seguro en el que los niños pueden hacer preguntas. No hay que evitar la conversación porque sea difícil.

"El suicidio afecta a casi todo el mundo directa o indirectamente. Escuchar sobre el tema de una fuente de confianza, como un padre o un cuidador, ayudará a su hijo con la información correcta y podrá hablar con otros sobre el tema con precisión."

Kristin Francis, MD, Psiquiatra de Niños y Adolescentes de HMHI

Niños pequeños: Que sea sencillo

Si un niño muy pequeño le pregunta sobre el suicidio, Francis recomienda que las respuestas sean breves y directas.  Recomienda decir algo como: "Esta persona tenía una enfermedad en el cerebro y se apoderó de ella." Hable de ello como de cualquier otra condición de salud o como si el individuo hubiera muerto de un ataque al corazón o de un cáncer, por ejemplo: "Murieron y es muy triste." Siga el ejemplo del niño y conteste a sus preguntas con respuestas cortas.

Niños de 7 a 10 años de edad: La honestidad es lo mejor

Francis recomienda que a esta edad se pueden dar más detalles, pero que las respuestas sigan siendo breves. Siga insistiendo en que la persona murió de una enfermedad y que la muerte es triste. Es fundamental que los padres sigan el ejemplo del niño y respondan a sus preguntas con sinceridad, pero con cuidado de no dar demasiada información para la que el niño pueda no estar preparado. Recomienda decir algo como "Jaime tenía una enfermedad llamada depresión y la tuvo durante muchos años. Ojalá hubiera podido recibir más ayuda."

Estudiantes de secundaria de 11 a 14 años: Añadir detalle

Cuando un niño está en la escuela secundaria, Francis recomienda hablar con los preadolescentes sobre las señales de advertencia.

"Los alumnos de secundaria están lidiando con muchas emociones  grandes y es probable que hayan escuchado a alguien hablar sobre la depresión o el suicidio o que hayan lidiado personalmente con una condición de salud mental," dice Francis. "Pregúnteles qué han oído o qué saben sobre el suicidio, qué sentimientos tienen al respecto y qué creen que es cierto sobre las causas del suicidio."

Recopilar información de su hijo le permite corregir la información errónea y entrar en la conversación en la que se encuentra. Los padres pueden explicar que cuando una persona muere por suicidio no es su culpa. "Los padres pueden explicar que las personas con depresión a veces mueren, que puede ser una enfermedad muy grave y que a veces es más fuerte que el tratamiento."  

Los padres deben preguntarle a sus hijos si alguna vez han tenido pensamientos suicidas o si alguno de sus amigos los ha tenido. "No hay que tener miedo a la pregunta, uno quiere que su hijo confíe en usted y se sienta seguro de que puede hablarle de este tema tan serio," dice.

Adolescentes: continuar la conversación

Cuando un niño llega a la escuela secundaria, es probable que conozca a alguien con una afección de salud mental. La conversación sobre el suicidio debe continuar, pero en este punto, necesitan saber qué hacer cuando ellos o un amigo tienen pensamientos suicidas.  

"Pregúntele a su hijo qué hará si empieza a tener pensamientos suicidas o si le preocupa que un amigo tenga pensamientos suicidas," dice Francis. "Hágales saber que la depresión y otras condiciones de salud mental no son de una persona débil o una falta de fuerza de voluntad, sino enfermedades que pueden ser tratadas. Asegúrese de que saben que hay ayuda disponible y que siempre pueden venir a hablar contigo."

Es fundamental que los padres aseguren a sus hijos adolescentes que tener un problema de salud mental es normal y que deben pedir ayuda.

¿Qué hago si me preocupa que mi hijo esté pensando en suicidarse?

"En general, un padre debe preocuparse si el estado de ánimo de un niño ha cambiado, si su rendimiento en la escuela ha bajado, si tiene problemas con los amigos o si tiene pérdida de apetito o de sueño. Es entonces cuando hay que empezar a hacer preguntas," dice Francis.  

Si su hijo empieza a hablar de la muerte y a decir que la vida es demasiado dura, o si cree que la gente estaría mejor sin él, o no quiere seguir viviendo, es cuando tiene que pedir ayuda inmediatamente. "Hay profesionales que pueden guiarle sobre qué hacer en estas situaciones," dice Francis.

Recursos para la prevención del suicidio

Si usted o un ser querido está sufriendo una crisis de salud mental, llame al 988 Línea de Prevención del Suicidio y Crisis o descargue la app SafeUT.

***

Este blog fue actualizado el 6 de septiembre de 2022.

espanol hmhi espanol hmhi salud mental salud mental adolescente suicidio depresion crisis

comments powered by Disqus

For Patients

Find a doctor or location close to you so you can get the health care you need, when you need it