Media Contacts

Nayeli Hernandez

Spanish-Language Communications Specialist, Public Affairs
Email: nayeli.hernandez@hsc.utah.edu

Jul 26, 2022 8:00 AM

Un mercado de mariscos en Wuhan, China, resultó ser el epicentro de la pandemia de COVID-19.

Un equipo internacional de 18 investigadores, entre los que se encuentra un científico de University of Utah Health, ha determinado que los primeros casos de COVID-19 en humanos surgieron en un mercado de pescado al por mayor de Wuhan (China) en diciembre de 2019. Relacionaron estos casos con murciélagos, zorros y otros mamíferos vivos infectados con el virus que se vendían en el mercado para su consumo como carne o por su piel.

El hallazgo, publicado en la edición del 26 de julio de 2022 de la revista Science, coincide con los primeros informes, posteriormente desestimados por altos funcionarios chinos, de que los animales vivos vendidos en el mercado mayorista de mariscos de Huanan eran la fuente probable de la pandemia que se ha cobrado al menos 6,4 millones de vidas desde que surgió en China hace casi tres años.

"Estos son los estudios más convincentes y detallados de lo que ocurrió en Wuhan en las primeras fases de lo que se convertiría en la pandemia de COVID-19," afirma el doctor Stephen Goldstein, coautor del estudio dirigido por el autor principal, el doctor Kristian Anderson, del Instituto de Investigación Scripps de La Jolla, y el primer autor, el doctor Michael Worobey, de la Universidad de Arizona. Goldstein es un científico postdoctoral en el departamento de Genética Humana de U of U Health. "Hemos demostrado de forma convincente que la venta de animales salvajes en el mercado de Huanan de Wuhan está implicada en los primeros casos humanos de la enfermedad."

Entre las principales conclusiones del estudio:

  • Es probable que la aparición del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, tenga su origen en uno o varios de los 10 o 15 puestos del mercado que vendían ratas, puercoespines, tejones, liebres, zorros, erizos, marmotas y muntjac chino (un ciervo pequeño). Los funcionarios sanitarios y los investigadores detectaron el SRAS-CoV-2 en las jaulas de los animales, los carros y las rejillas de desagüe de estos lugares.
  • Las únicas zonas en las que se propagaba el virus en diciembre de 2019 eran los barrios situados a menos de media milla del mercado. Anteriormente, algunos investigadores habían sugerido que el virus fue llevado al mercado desde otro lugar de la ciudad y se propagó entre sus clientes. En cambio, los nuevos hallazgos sugieren firmemente que el virus se originó en el mercado a través de la venta de animales vivos, y se extendió lentamente desde allí a los barrios cercanos y luego a la ciudad en general.
  • En el mercado se detectaron dos variantes del virus SARS-CoV-2. Esto sugiere que ambas variantes se originaron independientemente en el mercado y ayuda a confirmar la hipótesis de los investigadores de que la propagación temprana de la infección comenzó allí. Si el virus se hubiera originado en otro lugar, es más probable que se hubiera encontrado una sola variante.

Los investigadores afirman que, de cara al futuro, los funcionarios públicos deberían tratar de comprender mejor el comercio de animales salvajes en China y en otros lugares y promover la realización de pruebas más exhaustivas de los animales vivos que se venden en los mercados para reducir el riesgo de futuras pandemias.

En una conferencia de prensa, el doctor Stephen Goldstein explica y responde a preguntas sobre el estudio.

                                                            ####

La investigación se publicó bajo el título "The Huanan Seafood Wholesale Market in Wuhan Was the Early Epicenter of the COVID-19 Pandemic" en la revista Science el 26 de julio de 2022.

 

Research News COVID-19 coronavirus espanol