Oct 15, 2021 9:00 AM


Así que tuvo COVID-19. Por suerte, se ha recuperado y ha vuelto a hacer su vida normal. Ahora que superó la enfermedad del COVID, se siente inmune a cualquier futura infección, sin necesidad de vacunación. ¿Verdad?

En realidad, aunque existe cierta inmunidad natural y protección frente a la repetición de la infección por COVID-19, tras recuperarse de la enfermedad, aún no está claro cuánto dura esta inmunidad natural.

Por lo tanto, la pregunta sigue siendo: ¿es necesario vacunarse si ya ha contraído el virus y recuperado de la enfermedad COVID-19? Los expertos en salud de la Universidad de Utah, junto con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dicen que sí.

La vacuna contra la enfermedad COVID-19 se recomienda a todas las personas de 12 años o más, independientemente de que hayan tenido una infección previa por el coronavirus Sars Cov-2.

Aunque algunos profesionales de la medicina siguen sugiriendo que no es necesario vacunar a quienes ya han tenido COVID-19, los expertos de U of U Health no están de acuerdo con este planteamiento.

"Aunque hay algunas pruebas de que la infección natural proporciona una fuerte inmunidad, hay variabilidad de persona a persona y menos previsibilidad que la inmunidad de la vacuna", dijo la doctora Emily Sydnor Spivak, M.D., M.H.S., profesora asociada de Medicina en la División de Enfermedades Infecciosas de University of Utah Health. "Las pruebas clínicas de anticuerpos disponibles tampoco son grandes correlatos de la inmunidad a la enfermedad COVID-19 y tienen una amplia variabilidad de una prueba a otra".

Un estudio reciente de los CDC demuestra que las personas que han padecido COVID-19 y no están vacunadas, tienen más del doble de probabilidades que las que están totalmente vacunadas de contraer COVID-19 por segunda vez. Y evitar el contagio y enfermar de COVID-19 también significa eludir cualquier efecto secundario potencial a corto o largo plazo.

"Dejar que la gente contraiga COVID en lugar de dar una vacuna que lo proteja de la enfermedad significa que corre el riesgo de contraer COVID-19 con síntomas graves, una enfermedad larga, e incluso la muerte", dijo Spivak. "Digo esto porque estamos viendo pacientes jóvenes, de veinte años, que ingresan con una enfermedad muy grave. E incluso si sólo unos pocos tienen este desafortunado giro, no vale la pena el riesgo. Por favor, póngase la vacuna COVID".

Más allá de las tasas de reinfección, las vacunas contra el COVID-19 ayuda a prevenir la muerte u otros posibles efectos secundarios graves del COVID-19. La vacuna también puede evitar que transmitas el virus a los que te rodean y contribuye a la inmunidad de grupo.

Desgraciadamente, las ideas erróneas que rodean no sólo en cuanto a la vacuna contra la enfermedad COVID-19, sino a la propia enfermedad, están impidiendo que la gente decida vacunarse.

Y con la avalancha de información al alcance de la mano que rodea el tema, es fácil sentirse abrumado o confundido por los mensajes contradictorios.

Por suerte, hay fuentes creíbles que proporcionan información actualizada y respaldada por la ciencia. Los CDCtienen una página web propia, con información actualizada sobre la ciencia de la enfermedad, incluyendo cualquier cambio en el protocolo o las recomendaciones para tratar y prevenir la enfermedad COVID-19.

"Si alguien tiene preguntas sobre la vacuna, estaré encantado de proporcionarle apoyo sin prejuicios y consejos médicos basados en la evidencia", dijo Spivak.

 Para más información, visite https://healthcare.utah.edu/coronavirus/espanol/.

covid-19 coronavirus infectious disease vaccine covid vaccine espanol

comments powered by Disqus