Mar 01, 2022 8:00 AM

Author: University of Utah Health Communications


Es habitual que los adolescentes pasen por altibajos emocionales y hagan cosas que no parecen racionales. Como padre, puede ser frustrante saber cómo ayudar y apoyar a su hijo durante la adolescencia. Pero a veces, el comportamiento de un adolescente es tan errático que le hace preguntarse: ¿Es un comportamiento típico de los adolescentes? ¿O el comportamiento podría parecerse a los síntomas bipolares en los adolescentes?

La diferencia entre los cambios de humor de los adolescentes y el trastorno bipolar

Los padres suelen decir que el estado de ánimo de un adolescente cambia de un minuto a otro. Pero los cambios de humor son normales en los adolescentes. Todavía están desarrollando formas eficaces de gestionar sus sentimientos, dice la doctora Kristin Francis, psiquiatra de niños y adolescentes del Instituto de Salud Mental Huntsman. "Los adolescentes pueden tener cambios de humor y respuestas intensas. Por eso, es difícil para los padres distinguir si se trata de un comportamiento típico de los adolescentes o de algo más serio." 

La mejor manera de distinguir la diferencia es determinar si los cambios de humor de su adolescente responden a una situación específica y definible, dice Francis. Por ejemplo, es común que los adolescentes:

  • Actúen de forma irritable después de que se les pida que hagan tareas, que dejen el teléfono o que dejen de jugar un videojuego.
  • Expresar su enfado durante un conflicto con los padres sobre las notas escolares.
  • Parecer malhumorado y retirarse a su habitación después de una pelea con un amigo o pareja.

"Los cambios de humor bipolares no suelen tener un desencadenante, lo que es diferente a los cambios de humor que puede ver en su hijo adolescente por los factores de estrés en la escuela, las reglas en casa o los conflictos con los padres", dice Francis. La doctora explica cómo son los síntomas bipolares en los adolescentes y qué hacer si está preocupado por su hijo.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar (TB) es una enfermedad mental caracterizada por intensos altibajos en las emociones y la energía. Las personas que lo padecen también pueden mostrar pensamientos y comportamientos inusuales. Aunque los profesionales sanitarios no conocen la causa exacta, los factores de riesgo son los siguientes:

  • Tener un familiar cercano con trastorno bipolar u otro trastorno del estado de ánimo.
  • Experimentar acontecimientos vitales estresantes y traumas.
  • Tener diferencias en la estructura y el funcionamiento del cerebro.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno bipolar en los adolescentes?

Los adolescentes con trastorno bipolar experimentan subidas extremas (episodios maníacos) y bajadas (depresión) y, a veces, una mezcla de ambos simultáneamente. Sus síntomas pueden durar varios días o semanas y surgir de la nada. "A medida que la enfermedad avanza, los adolescentes también pueden experimentar psicosis", dice Francis.

Las personas con síntomas psicóticos pueden tener problemas para distinguir lo que es real y lo que no. Los signos de psicosis incluyen:

  • Alucinaciones: escuchar voces que no existen es el tipo más común de alucinación, dice Francis. Ver cosas que no existen es más raro.
  • Delirios: las personas con psicosis pueden tener creencias fuertes e irracionales de las que no se les puede hablar. Estos pensamientos no son consistentes con los hechos. Por ejemplo, pueden creer que tienen superpoderes o que son especiales o elegidos. También pueden experimentar paranoia (desconfianza infundada en los demás).

Francis dice: "Un padre de un adolescente con trastorno bipolar informará: 'Mi hijo no ha dormido. Está hablando de cómo ha encontrado una solución para la energía libre. Y, está reorganizando los muebles de su habitación toda la noche. No entiende que tiene que ir a la escuela o cumplir con las expectativas en casa'".

Señales de alerta temprana

Una de las primeras señales de alarma del trastorno bipolar en los adolescentes es una disminución significativa del sueño. "No es sólo un adolescente que se queda despierto toda la noche y duerme todo el día", dice Francis. "Un adolescente con bipolaridad permanece despierto la mayor parte de la noche y luego sigue su día normalmente. También puede tratarse de alguien que siempre ha dormido mal. Una baja cantidad de sueño junto con un aumento de  intensidad emocional y actividades enfocada en un objetivo son algunas de las cosas que busco como signos tempranos del trastorno."

Otros síntomas clásicos del trastorno bipolar son:

  • Depresión—Los periodos de depresión suelen surgir al principio de la adolescencia y están presentes antes de que se produzca un episodio de manía.
  • Cambios en la conversación—Los adolescentes con trastorno bipolar pueden hablar rápido y cambiar rápidamente de tema durante los episodios maníacos. No se les puede interrumpir fácilmente, pero pueden perder abruptamente el hilo de sus pensamientos.
  • Aumento de energía—Un enfoque repentino y excesivamente entusiasta en un nuevo proyecto puede ser un signo de un episodio maníaco. Por ejemplo, su hijo adolescente puede trabajar obsesivamente en un proyecto de arte o ciencia, limpiar o reorganizar.
  • Impulsividad—Las personas en estado maníaco actúan sin pensar. Adoptan comportamientos arriesgados y pueden no tener en cuenta sus limitaciones físicas. Por ejemplo, pueden salir de casa en medio de una noche gélida sin abrigo. También pueden sentir que tienen una energía infinita y que no necesitan comer ni beber.
  • Hipersexualidad—Un adolescente con trastorno bipolar puede empezar a vestirse de forma más provocativa, ser más coqueto y buscar parejas sexuales.
  • Irritabilidad—El aumento de la ira y la agresividad pueden ser síntomas del trastorno bipolar.

Diagnóstico bipolar

Se puede desarrollar TB a cualquier edad, pero es más frecuente cuando las personas tienen 20 años. Las investigaciones indican que el 1% de los niños de 14 a 18 años también cumplen los criterios. Sin embargo, los psiquiatras son cautos a la hora de hacer el diagnóstico en adolescentes por dos razones:

En primer lugar, los médicos tienen que descartar otros trastornos mentales. "Siempre decimos a los padres que el diagnóstico de bipolaridad aparece con el tiempo porque los niños se están desarrollando. Sus síntomas no son tan graves y notables como en los adultos", dice Francis. "Los primeros signos pueden ser confusos porque pueden ser similares a muchos diagnósticos diferentes".

En segundo lugar, los estabilizadores del estado de ánimo, como el litio, son el tratamiento principal. Estos fármacos pueden repercutir en el crecimiento y el peso del adolescente y afectar a la tiroides y los riñones. Además, a menudo se utilizan medicamentos antipsicóticos que pueden aumentar el riesgo de diabetes del adolescente y provocar un aumento de peso y efectos secundarios neurológicos a largo plazo.

Las condiciones de salud mental que comparten algunos de los mismos síntomas que la TB incluyen: 

Próximos pasos

Si le preocupa que su hijo padezca TB u otra enfermedad mental, acuda a un psiquiatra de niños y adolescentes, dice Francis. Los psiquiatras han completado la carrera de medicina, y los que se especializan en niños tienen años adicionales de formación. "Son médicos que pueden hacer un diagnóstico de TB, recetar medicamentos y remitirle a un terapeuta".

Su adolescente puede necesitar servicios de hospitalización si tiene psicosis o usted no es capaz de mantenerlo a salvo. El hospital es un entorno seguro con supervisión las 24 horas del día por parte de profesionales que pueden evaluar los síntomas de su hijo.

No es extraño que los adolescentes tengan algunos arrebatos emocionales y mal humor. Pero si esto afecta a la capacidad de su hijo para realizar actividades cotidianas, podría tratarse de un problema de salud mental. La única manera de saberlo es buscar ayuda profesional para obtener el apoyo que usted y su familia necesitan.

español

comments powered by Disqus