Sep 16, 2021 10:30 AM


Una conmoción cerebral es una forma leve de lesión cerebral traumática (LCT) que afecta el funcionamiento del cerebro. Estos efectos pueden ser a corto plazo, durando solo unas horas o un par de días, o posiblemente causar problemas a largo plazo.

Las conmociones cerebrales se producen como resultado de un golpe traumático en la cabeza que hace que la cabeza y el cerebro se muevan rápidamente de un lado a otro en forma de latigazo. El movimiento repentino hace que el cerebro rebote y se retuerza dentro del cráneo, estirando y dañando las delicadas células y estructuras del cerebro. Este daño puede provocar cambios físicos y químicos en el cerebro que afectan su funcionamiento.

Aunque los médicos suelen describir las conmociones cerebrales como una forma leve de LCT, incluso las más leves pueden causar efectos graves.

Las conmociones cerebrales son más comunes de lo que se cree

Las conmociones cerebrales son cada vez más frecuentes en los niños. El número de visitas a urgencias relacionadas con conmociones cerebrales y traumatismos craneoencefálicos aumentó un 57% en los niños entre 2001 y 2009, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Las caídas fueron la causa principal de LCT en los jóvenes, representando alrededor del 40 por ciento de todas las lesiones cerebrales traumáticas que se producen en este grupo de edad.

Según un estudio publicado en el Journal of Athletic Training, cada año se producen alrededor de 300.000 conmociones cerebrales como consecuencia del deporte. Según la Asociación Americana de Fisioterapia, las mujeres deportistas sufren más conmociones cerebrales que los hombres. Aunque las conmociones cerebrales pueden producirse en casi todos los deportes, son más frecuentes en el fútbol, la lucha libre, el hockey sobre hielo, el baloncesto, el hockey sobre hierba y el lacrosse.

Las conmociones cerebrales también pueden producirse como resultado de accidentes de tráfico, altercados físicos y caídas accidentales.

Independientemente de cómo se produzcan, las conmociones cerebrales lesionan el cerebro en cierta medida y todas ellas necesitan tiempo para curarse. Las lesiones cerebrales, incluso las más leves, pueden tener efectos a corto y largo plazo. Los efectos de una conmoción cerebral pueden ser sutiles y cambiar con el tiempo. Los síntomas pueden durar días, semanas o más.

Efectos a corto plazo de una conmoción cerebral

Tras sufrir una conmoción cerebral, muchas personas experimentan dolor de cabeza y confusión. Algunas personas experimentan pérdida de memoria y son incapaces de recordar el suceso. La amnesia puede seguir o no a la pérdida de conciencia.

Además de la pérdida de equilibrio o los mareos, las conmociones cerebrales pueden causar:

  • Dolor de cabeza
  • Pérdida temporal de la conciencia
  • Sensación de niebla en el cerebro
  • Retraso en la respuesta a las preguntas
  • Vértigo
  • Zumbidos en los oídos
  • Náuseas y vómitos
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Sensibilidad a la luz y al sonido

Los traumatismos craneoencefálicos son muy comunes en los niños pequeños, especialmente en los que están aprendiendo a caminar, correr y jugar. Los efectos a corto plazo pueden ser difíciles de reconocer en los niños porque los pequeños pueden no ser capaces de explicar cómo se sienten. Después de que un niño se golpee la cabeza, hay que estar atento a las pistas no verbales de una conmoción cerebral, por ejemplo:

  • Parecer aturdido
  • Desgana
  • Se cansa fácilmente
  • Irritabilidad, mal humor
  • Llanto excesivo
  • Pérdida de equilibrio
  • Paso inestable
  • Cambios en los patrones de alimentación o de sueño

Efectos a largo plazo de una conmoción cerebral

Algunos síntomas de una conmoción cerebral se desarrollan horas o días después de producirse la lesión cerebral traumática. Estos síntomas incluyen:

  • Dificultad de concentración
  • Problemas de memoria
  • Irritabilidad y otros cambios de personalidad
  • Sensibilidad a la luz y al ruido
  • Alteraciones del sueño
  • Depresión y otros problemas psicológicos
  • Trastornos del olfato y del gusto

Los efectos a largo plazo de una conmoción cerebral son poco frecuentes. De hecho, la gran mayoría de las personas ven cómo los síntomas se resuelven en unas pocas semanas. Sólo un 20% de las personas pueden sufrir el síndrome post-conmoción, en el que siguen experimentando síntomas después de seis semanas. Sin embargo, cuantas más conmociones cerebrales se sufran, más probabilidades hay de sufrir consecuencias a largo plazo, especialmente si no se da al cerebro el tiempo suficiente para curarse entre una y otra lesión..

"En algún nivel, las conmociones cerebrales provocan una lesión cerebral, por lo que ciertamente nos preocupan los efectos acumulativos de las conmociones", dice el doctor Gregory Hawryluk, neurocirujano y especialista en conmociones cerebrales de University of Utah Health. "Estamos empezando a entender que tal vez estos golpes aparentemente menores en la cabeza, cuando son acumulativos, pueden conducir a la depresión y al cambio de comportamiento. De hecho, creemos que algunos suicidios pueden estar relacionados con el daño cerebral que resulta de múltiples conmociones cerebrales".

Cuándo acudir al médico por una conmoción cerebral

Para reducir el riesgo de que los problemas a corto plazo asociados a las conmociones cerebrales se conviertan en problemas a largo plazo, acuda a un médico en el plazo de uno o dos días después de una lesión en la cabeza, incluso si usted o su hijo no requieren tratamiento de urgencia.

Para más información sobre cómo recuperarse de una conmoción cerebral, lea “Take it Slow When Recovering From a Concussion”.

espanol concussion head injury sports medicine

comments powered by Disqus